Ir a la página principal
Breve reseña sobre sanifitness
Ropa deportiva
Algunas novedades y noticias
Fotografías
Alumnos de Guillermo Jara
Agregue su gimnasio a nuestro sitio
Preguntas frecuentes sobre asesoría deportiva
Preguntas frecuentes sobre entrenamiento
Háganos saber sus consultas
Enlaces a sitios de interés
 


Ser modelo es el sueño de muchos y muchas; tanto para desfiles de moda en pasarelas, como para trabajos publicitarios, fotográficos, cine o televisión, la satisfacción personal de exhibir la belleza de uno mismo es una recompensa que muchos buscan, y tan sólo unos pocos consiguen.

Trabajar de modelo no es tarea fácil; aunque es bien cierto que gran parte de las aptitudes necesarias se obtienen tan sólo de la herencia y la suerte genética, existen gran cantidad de conocimientos y experiencias que uno debe aprender por sí mismo, y que marcarán la diferencia entre un(a) modelo simplemente fotogénico y un modelo con carisma, personalidad, flexible y comunicador.

Para desgracia de todos aquellos que trabajan en este mundo, muchas de las encrucijadas e inconvenientes que un(a) modelo deberá afrontar en su carrera serán difíciles. La responsabilidad y la convicción con la que el modelo sepa reconocer y actuar ante dichos problemas será imprescindible para resolver con entereza su carrera profesional.

Este artículo pretende ofrecer una introducción a varios de los aspectos más importantes que un(a) modelo, sobretodo en sus inicios, debe conocer para desenvolverse correctamente en sus primeros pasos: cómo comenzar, dónde acudir, cómo actuar y cómo evitar algunos de los problemas que podrá encontrarse.

¿Quién puede ser modelo?

Modelos
Al contrario de lo que muchos podrían deducir, en la práctica no existe ningún requerimiento físico para trabajar de modelo. Puesto que son muchos los campos y los estilos que abarca el mundo audiovisual y de la moda, existe la posibilidad de que para ciertos trabajos se requieran perfiles que están muy lejos del arquetipo “top-model”, incluso totalmente opuestos.Los requerimientos físicos para aquellos modelos que aspiren a desfilar en pasarelas de moda o en la mayoría de los trabajos publicitarios fotográficos se ven casi siempre gobernados por las mismas tendencias sociales en lo que a prototipos de belleza se refiere. Tendencias éstas, que actualmente resultan bastante estrictas y desgraciadamente al alcance de una minoría.

Podría decirse que los más elevados requisitos para un modelo se establecen en el campo de los desfiles de moda, en los que no sólo es la belleza, la figura y la altura lo que prima, si no también una serie de conocimientos específicos para los que incluso existen escuelas especializadas.

Siendo los desfiles de moda el extremo más minoritario en cuanto a requerimientos, se encuentran por debajo aquellos trabajos que se refieren a la publicidad; en cine o televisión y en fotografía: En estas disciplinas los requerimientos no resultan tan explícitos, puesto que son medios en los que el modelo no realiza su trabajo in-situ, si no que pasan por sesiones fotográficas de entrenamiento o de grabación en las que las tomas pueden ser repetidas y en las que la tecnología brinda la posibilidad de la selección y la post-producción.

Esta última es tal vez la disciplina más concurrida por los modelos, al existir una demanda relativamente grande para publicidad, y en la que además, la altura del modelo (prácticamente conocido como el más estricto de los requisitos), no adquiere tanta importancia.

Los primeros pasos, elaborar un book y el composite

El book es la tarjeta de presentación del modelo. Para fotografía, el book de un modelo consta de una serie de instantáneas en las que se muestran sus cualidades físicas y de interpretación, con el mayor número de registros y estilos distintos.

Modelos
El book óptimo está formado por una selección de tan sólo las mejores fotografías de muchas sesiones realizadas, de modo que éste muestre una variedad que permita al cliente final encajar con facilidad al modelo en su proyecto. Un buen book, además, contendrá fotografías que proceden de varios trabajos e incluso de varios fotógrafos.

Si el modelo pretende orientar su trabajo hacia un estilo o una disciplina concretos, las fotografías en su book deberán orientarse hacia éstos. En caso contrario, la variedad en las fotografías en lo que se refiere a estilismos, maquillaje, peluquería, posados e incluso actitudes del modelo, será lo que definirá la calidad y efectividad final del book.

El book en sí mismo es simplemente una carpeta con varias hojas transparentes que guardan las fotografías, prácticamente como un álbum fotográfico. Pueden comprarse en tiendas especializadas de fotografía, e incluso el buen fotógrafo profesional podrá ofrecer los servicios de copiado y confección del mismo.

El composite, muy parecido en concepto al propio book, es una versión simplificada de éste que presenta en una sola tarjeta una selección de las mejores fotografías del book del modelo, además de la información básica sobre éste:

· Nombre y apellido· Medidas: Cadera / Cintura / Pecho· Altura· Talla de zapatos y camisa· Color de ojos y cabello· Medio de contacto (Teléfono y/o email)

El composite, al contrario que el book, normalmente se entrega a las agencias a modo de tarjeta de visita, por lo que es conveniente realizar muchas copias.

Un composite suele tener un tamaño aproximado de media hoja DIN-A4, y debe contener la mejor selección de fotografías del modelo, pero mostrando al mismo tiempo, y por lo menos:

1) Una fotografía de plano corto o primer plano de la cara
2) Una fotografía de cuerpo entero


Y para que un composite sea lo más efectivo posible (y también puede aplicarse al book):

1) Las fotografías deben ser muy distintas entre sí, mostrando actitudes y posados muy distintos.
2) Mostrar cambios de ropa y estilos distintos.
3) Maquillajes y peinados distintos, incluso con el cabello tintado en tonos distintos.
4) Combinar fotografías en estudio con fotografías de exteriores.
5) Tanto mejor si hay fotografías de trabajos comerciales que contienen marcas sobreimpresas, montajes publicitarios, o incluso los nombres de los fotógrafos, si éstos son de reconocido prestigio.
6) Las fotografías en blanco y negro, y las fotografías artísticas o conceptuales son muy bienvenidas.


Y como consejos finales para la confección de un composite o un book:

1) Incluir fotografías de desnudo o en ropa interior sólo suele ser beneficioso si el trabajo que se busca o el casting que se realiza tiene relación con el desnudo o con la publicidad de marcas relacionadas.
2) Por el contrario, las fotografías en ropa de baño resultan muy efectivas para mostrar sin tapujos el cuerpo del modelo sin tener que incluir el desnudo.


Cualquier agencia o director de casting con experiencia sabrá valorar una buena selección de fotografías por encima de la calidad misma de dichas fotografías. Lo óptimo es, por supuesto, realizar una buena selección y que dicha selección incluya tan sólo fotografías de muy buena calidad técnica y artística.


Para casting o mas información dirigirse a: Guillermo jara director de castings.
mail: sanifitness@sanifitness.cl - fonos: 6323806 / 09-6299325.



Fuente del artículo: www.fotopunto.com